bong.es.

bong.es.

Los avances en tecnología de iluminación para el cultivo de cannabis

Introducción

El cultivo de cannabis se ha convertido en una industria en constante crecimiento a nivel mundial. Los cultivadores están siempre buscando maneras de mejorar la calidad y cantidad de su producción, además de ser cada vez más conscientes sobre el impacto ambiental que produce esta actividad. Un elemento fundamental en el proceso de cultivo es la iluminación, la cual juega un papel clave en el desarrollo de las plantas. En este artículo vamos a explorar los avances en tecnología de iluminación que están transformando la forma en que se cultiva cannabis.

La importancia de la iluminación en el cultivo de cannabis

La luz es uno de los elementos esenciales en el desarrollo de las plantas de cannabis, afectando directamente la fase de crecimiento y la floración. La luz también tiene un impacto en la cantidad y calidad de la producción, así como en el tiempo total que la planta tarda en crecer.

La fase de crecimiento

En la fase de crecimiento, las plantas de cannabis requieren una intensidad de luz constante durante un mínimo de 18 horas al día para poder desarrollarse adecuadamente. En este periodo, las plantas necesitan una iluminación de espectro completo que les proporcione radiación en el rango de 400-700 nm, ideal para una fotosíntesis óptima. Debido a esto, muchos cultivadores optan por utilizar luces LED, ya que pueden ajustar fácilmente la longitud de onda y la intensidad de luz.

La fase de floración

En la fase de floración, las plantas necesitan una luz diferente, con una intensidad más baja y dominada por el espectro rojo de 620 a 740 nm para estimular la producción de flores y resinas. A diferencia de la fase de crecimiento, la duración del periodo de iluminación se reducirá a 12 horas al día para que la planta pueda pasar a la fase de floración. Una tecnología popular en esta fase es la luz HPS (de sodio de alta presión) que emite luz en el espectro necesario para la floración de las plantas.

Avances en tecnología de iluminación de cultivo

El mercado ha experimentado una rápida evolución en los últimos años en cuanto a la calidad y variedad de las luces de cultivo, surgido de la necesidad de mejorar la eficiencia energética y calidad de producción, al mismo tiempo de reducir el coste de su uso. La reducción del consumo de energía y la disminución del calor elevado producido por las lámparas de crecimiento convencionales encendió la llave de la innovación para numerosas empresas, y con eso, el desarrollo de la tecnología de iluminación de cultivo. Algunos de los avances más significativos incluyen:

LED

  • Luces de espectro completo: Las luces LED de espectro completo emiten una luz similar a la del sol, proporcionando las longitudes de onda necesarias durante todo el proceso de crecimiento. Las plantas pueden crecer desde la semilla hasta la cosecha bajo una sola luz LED y la eficiencia energética de estas unidades es mucho mayor en comparación con las luces de sodio de alta presión y otros métodos de iluminación.
  • Paneles LED: Los paneles LED son una actualización versátil de las luces de cultivo tradicionales. Se caracterizan por su forma delgada y plana, y tienen la capacidad de colgarse cómodamente en la pared. Los paneles son eficientes y potentes, lo que los hace excelentes para cultivar en pequeñas áreas.
  • Luces LED para el crecimiento y la floración: Los cultivadores ya no necesitan dos luces por separado para el crecimiento y floración de sus plantas. Las luces LED de emisión dual pueden hacer ambas cosas en una sola unidad, lo que las hace más eficientes y convenientes para los cultivadores de cannabis.

Plasma

Las luces de plasma son una tecnología emergente en el mercado de iluminación de cultivos de cannabis. Estas luces emiten un espectro completo de luz, similar al del sol, y tienen una duración de más de 30.000 horas, lo que las hace mucho más duraderas que las luces HID. Las luces de plasma son bastante caras, pero su durabilidad y eficiencia energética las hacen una buena inversión a largo plazo.

LEC (Light Emitting Ceramic)

Las luces LEC son un híbrido entre las lámparas de sodio de alta presión y LED. Utilizan un filamento de cerámica que produce una luz emitida en colores blancos y rojos, muy similar a las luces LED, pero con la intensidad y el espectro de luz de las lámparas de sodio de alta presión. Las luces LEC son ideales para la fase de floración debido a su alta producción de luz roja, lo que estimula la producción de flores y resinas.

Conclusión

La tecnología de iluminación de cultivo ha avanzado significativamente en los últimos años. Los cultivadores tienen ahora varias opciones efectivas y accesibles para iluminar sus cultivos de cannabis, mejorando su eficiencia energética y calidad de producción. Los LED de espectro completo, los paneles LED, las luces de plasma y las luces LEC son algunas de las opciones más populares y eficientes en el mercado actual. A medida que la industria del cannabis sigue creciendo, la tecnología de iluminación de cultivo seguirá siendo un área clave de innovación y desarrollo.